Las despedidas de soltero en Granada, bajo el punto de mira

La ciudad de la Alhambra ha sufrido un crecimiento exponencial desde el año 2007 en el número de celebraciones de despedidas en los últimos años. Una década después el consistorio ha tomado cartas en el asunto

0
185

Desde el mes de junio una patrulla especial de la policía local se encarga de vigilar los puntos más céntricos de la ciudad. Las calles Ángel Ganivet, Navas, San Matías o Plaza Nueva, con un ojo puesto, de manera específica, en las despedidas de soltero y soltera.

No existe en la ciudad normativa específica contra este tipo de celebraciones, pero muchos bares y restaurantes del centro de la ciudad han decidido dejar de ofrecer su espacio para despedidas o permitirles el acceso. Por parte de la policía local, controlan que no se viole la normativa municipal en cuanto a ruido, consumo de alcohol en la vía pública, la limpieza o el código de circulación (cuando se trata del uso de burros por el centro de la ciudad).

Durante el último año ha habido más de 60 sanciones a personas que se encontraban celebrando despedidas, la mayoría de ellas, por consumo de alcohol en la vía pública. Estas patrullas específicas no persiguen la sanción, sino encauzar a las personas que se encuentran de despedida hacia comportamientos que no contravengan la normativa municipal. En primer lugar se les indica, posteriormente, y si su actitud no varía, se les sanciona.

Según Carlos Calvo, responsable de la mayor agencia de despedidas de soltero Granada la actuación del consistorio ayuda a empresas como la suya, Agencia Noche y Día. “El problema es que viene mucha gente de fuera y creen, por lo que han oído, que en Granada todo vale. Nosotros apostamos por una oferta variada, completa y sobre todo, acorde a la ley. No quiere decir que no te pegues el fiestón y que no la líes, corras por la ciudad y te lo pases como un enano, la idea es que lo hagas sin molestar a los vecinos”. Desde que la policía local vigila específicamente a las despedidas y desde que los restaurantes y bares de zonas como la calle Navas se niegan a acoger a este tipo de celebraciones las agencias como la de Carlos han visto incrementada su demanda: “Como no saben muy bien cómo organizarse, nosotros les ayudamos, buscamos restaurantes especializados donde estén a gusto, buscamos las mejores discotecas para que puedan pasárselo bien y organizamos rutas de bares. Pero no sólo eso, hay un sinfín de posibilidades de posibilidades en una ciudad como Granada que los forasteros ignoran: gymkhanas, paintball, karts, cortijos rurales, cuevas de flamenco, zonas para celebrar cenas privadas… Todo a la carta.”