Así son las novias “millennials”

0
198

Cuando las bodas dejaron de ser bodas, para ser fiestas

Estas son las 13 claves para conocer a la generación que pretende cambiar el mundo de las bodas. Ya no visten diseños ‘deluxe’, ni se pasan tres horas peinándose en la peluquería, ni envían invitaciones talladas en papel con caligrafía de monasterio. Tampoco regalan puros, ni marcos de fotos. Ahora, el mundo online en su territorio; el DIY, su filosofía y su máxima: disfrutar improvisando.

quienes-son_portrait_galeria

Quiénes son

La generación Y o Generación del Milenio (Millennials) comprende a todos los nacidos entre 1980 y el año 2000. Hay quien los llama la Generación Peter Pan debido a la tendencia de querer retrasar en la mayor medida posible la edad adulta. Quizás por ello este tema cobra aún más fuerza: sus bodas, ya no son como las de antes. Teñidas con un componente onírico que las hace inolvidables y firmemente en contra de gastarse los ahorros que pueden emplear en viajar después (y no para comprarse una casa), han hecho que el mundo de las bodas adquiera otro nivel.

no-como-antes_landscape_galeria

No como antes

Según los expertos, esta tendencia de retrasar la transición de la infancia a la madurez puede deberse a la creencia de no querer cometer los patrones de sus padres (para ellos, errores): estudiar, casarte, comprarte una casa y tener un hijo. “Lo que la gente joven está viendo hoy es que ese enfoque ha llevado a divorcios y a gente descontenta con sus carreras y sus vidas”, afirma el Dr. Larry Nelson en un estudio de la Brigham Young University.

como-quiersen-casarse_portrait_galeria

Cómo quiersen casarse

Se quieren casar en el campo, en la playa… o en su casa (al estilo Cristina Pedroche). Huyen de las bodas masónicas multitudinarias, aquellas en las que el cochinillo salía acompañado de una banda sonora especial entre antorchas o la tarta de los novios iba coronada con unas figuras de película de terror. Nada de listas interminables de “invitados por compromiso” o de tener que actuar como si de la Reina Letizia en una recepción en la embajada se tratase. Nada de formalidades, de votos estudiados, de arroz incómodo a la salida.

regla-n11-disfrutar_portrait_galeria

Regla nº1: DISFRUTAR

Las novias millennials abogan por la comodidad, la cercanía y lo informal. Por invitar a sus amigos (y sólo a sus amigos) en una merienda de hamburguesas en el patio de la casa del pueblo, por las fotos que un amigo al que le gusta la fotografía improvisa en el momento (nada de reportajes preparados, de vestidos de 3.000 euros flotando en el Cantábrico o de guerras de almohadas con corazones en el margen superior). Sus bodas, ya no son bodas. Son reuniones. Quedadas. Son FIESTAS.

como-es-su-vestido-ideal_portrait_galeria

Cómo es su vestido ideal

Las novias millennials han llevado a la práctica aquello de ‘hippie chic’. De vestidos ultra-mini de estilo lencero y naif a diseños extra-largos de crochet, sin cancán ni costuras incómodas. Hacen buena praxis del manual de tendencias y lo aplican con mucha sabiduría a su personalidad, dando como resultado un vestido inolvidable que, después, se pondrán una noche en un cóctel o una tarde para pasear por la orilla del mar en sus vacaciones, dos años después. Nada de quedarse en el armario. Nada de relicarios en perchas. Nada de dejarse un sueldo (o los ahorros de toda una vida) en un diseño más propio de museo que de armario.

como-y-donde-lo-compran_portrait_galeria

Cómo y dónde lo compran

Clic, clic y más clic. La generación que ahora ronda los 30 pasa de visitas programadas a la tienda en la que todo está cogido con pinzas, literalmente. ¿Perder una tarde en un atelier a 150 grados de temperatura pudiendo ir a ver la última de Iñárritu? No, nada de eso. Online, desde el sofá de casa después de una sesión de yoga. Y a poder ser (que así será), ‘low cost’. Porque esta nueva generación sabe que se puede brillar de otra forma, que hacer una inversión no es gastarse 3.000 euros en un vestido sino 200 en EL VESTIDO. ¿Sus favoritos? Zara, Asos, Mango… En el otro bando, aquellas que quieren hacerse el vestido de sus sueños. Y en Moda Operandi, eso, ya existe. ¿Que han visto el look perfecto en la reciente colección de Naeem Khan? En la sección Bridal, podrás encargarlo por anticipado para el gran día. Por cierto, nada de medias. Los boleros y las capas, por otra parte, dejan paso a la lana e, incluso, bikers blancas.

otras-firmas-que-les-gustan_portrait_galeria

Otras firmas que les gustan

Además de los mercados ibicencos, donde encuentran joyas dignas de nuevo altar, firmas como la deSavannah MillerChloé o Fabio Encinar (con sello Made in Spain), les chiflan. Otras como Houghton, la firma de Katherine Polk, definitivamente deja claro que se acabaron las novias beatas.

asi-son-los-zapatos-de-su-boda_portrait_galeria

Así son los zapatos de su boda

Adiós a los salones blancos que quedarán en una caja con esquinas rotas en el fondo del armario. Las millenials ahora prefieren casarse con botas, sandalias planas con Ancient Greek Sandals firmando sus pasos en verano y, si eligen tacones, que sean los diseños arty de Sophia Webster o la comodidad del tacón midi-retro de Chanel, Miu Miu o Rupert Sanderson.

asi-es-su-boda-perfecta_portrait_galeria

Así es su boda perfecta

En pleno bosque, para salir del alboroto urbano, entre helechos y eucaliptos como en esta idea. A la orilla del mar, en una fiesta en la que se tirarán farolillos y se bailará hasta el amanecer con una fiesta en la que el Eye of the tiger, versión Ukelele, por el día y sonido deep house, por la noche o en otros escenarios como una finca familiar con piscina, mesas de picnic y platos de papel… o su propio salón.

asi-se-inspiran_landscape_galeria

Así se inspiran

Una novia que compra online, también se inspira online. ¿Cómo? Haciendo un buen uso de Pinterest, Samy Road, Instagram, Tumblr… Saben que detrás de un #magicwedding #bohowedding o #coolwedding, están las ideas que marcarán su día.

asi-quieren-su-menu_landscape_galeria

Así quieren su menú

Tres, cuatro, cinco platos + postre + … Oh, wait. La nueva generación también cambia el concepto ‘wedding menu’. Y es que ahora prefieren crear barras de autoservicio de perritos, poner una caravana con barra libre de burritos con chili y mojitos o invitar a unas pizzas de autor. Ganan las cervezas, las opciones vegetarianas y los aperitivos interminables para que cada uno coma, beba y baile, cuando quiera.

asi-hacen-inolvidable-su-dia_portrait_galeria

Así hacen inolvidable su día

De imprimir una plantilla con diseño depurado de Internet a las curradas invitaciones en formato pack (bengala + chapa identificativa + pajita para la bebida). De regalar a los invitados un pen drive post-boda con las fotos del fiestón (en vez de una caja de puros) a hacer una boda pet friendly en la que todos lo pasen bien (mascotas incluidas). Detalles que cambian, de pé a pá, una boda.

marcando-el-paso_portrait_galeria

Marcando el paso

Kits-tocador para retocarse en el baño, hacerse ellas mismas el ramo a base de tutoriales de Youtube con flores de papel, barra libre de gominolas y chocolate, un espacio con cojines para descansar entre canción y canción, un photoboot para sentirse una estrella… Ahora, ellas tienen el mando.