Las cosas que nadie te cuenta sobre la organización de tu boda

0
203

Organizar una boda hará pasar a cualquier pareja por un sube y baja de emociones de las que pocas veces escuchamos hablar sin embargo hoy te contaremos todo sobre ello.

Una boda requiere meses de organización y durante este tiempo es normal que las parejas se emocionen, discutan, peleen, se vuelvan a emocionar y pasen por un verdadero sube y baja de emociones del que rara vez escuchamos hablar. Para que puedan reconocer estas etapas y no los agarre desprevenidos, hoy hablaremos sobre las cosas que pasan durante la organización de una boda y que nadie nos cuenta ¡toma nota!

  • La novia monotemática. Mientras más se involucra la novia en los preparativos de la boda pareciera que el mundo se vuelve cada vez más pequeño para ella, por lo que sus temas favoritos serán: la boda, los problemas de organización, el dilema de la decoración y por supuesto, los comentarios de los invitados. Las amigas de la novia tendrán que armarse de paciencia, después de todo esto es sólo una etapa y seguramente después de la boda recuperarán a su antigua amiga.
  • El novio desinteresado. Hay que aceptar que, en comparación con las mujeres, los hombres rara vez le dan la misma importancia a los detalles de la boda, así que si el novio no se muestra tan interesado con la elección de las flores o con la decoración de las sillas para el banquete, no hay que tomárselo a mal ni pensar que es una falta de amor o interés.
  • Boda íntima vs boda a lo grande. A veces las parejas deciden realizar una boda íntima, pensando que será menos esfuerzo, pero en realidad significará prácticamente la misma cantidad de esfuerzo ya que igualmente tendrán que preocuparse por elegir el catering, el lugar, contratar la música, la bebida, conseguir y enviar las invitaciones, etcétera. Se puede decir que prácticamente será el mismo esfuerzo pero para menos invitados, por lo que la boda será más económica pero no por ello más fácil de organizar.
  • La novia sentimental. Conforme se acerca el día de la boda es muy común que la novia tenga altas y bajas emocionales, por lo que puede estallar en llanto por cualquier cosa, sufrir ataques de pánico, enojarse con facilidad con todo el mundo o tener días de intensa alegría y ansiedad. Todas estas cosas pasarán, pero por lo pronto habrá que ser comprensivos.

  •  Los gastos inesperados. Por más que la pareja haya pasado días enteros haciendo su presupuesto de boda, deben tener en cuenta que habrá gastos inesperados, así que para siempre es buena idea dedicar un monto especial en elpresupuesto para esto, así evitarán tener un mayor problema cuando se presenten.
  • Los comentarios no solicitados. Desde el momento en que se anuncia el compromiso habrá quien comience con las sugerencias y los comentarios, y aunque en la mayoría de los casos vienen con buena intención, lo cierto es que pueden resultar invasivos y fuera de lugar. Si esto ocurre sean pacientes y eviten enojarse ya que sólo los pondrá de mal humor.