Pasos a seguir para preparar un Candy Bar en tu boda

0
186

La tradición típicamente americana de colocar una mesa de caramelos, chucherías y pasteles durante la celebración de la boda ha terminado por convertirse en algo de lo más frecuente, y pocos son los enlaces que no cuentan con una de ellas. El objetivo no es otro que endulzar a los invitados durante la fiesta. Pero, ¿cómo organizar una candy bar para que quede digno de foto de Instagram? Si estáis decididos montar un espacio específico el día de vuestra boda, hay una serie de puntos que debéis tener en cuenta: 

1. Tipo de boda: lo primero es tener muy claro el estilo que vais a seguir para vuestra celebración. No es lo mismo organizar algo para una de estilo campestre que para una urbana o que tenga lugar en la playa. De ello dependerá el tipo de materiales que podéis utilizar para presentar los dulces.

2. Espacio disponible: no empecéis a comprar cosas hasta que no tengáis claro el lugar en el que vais a montar vuestra candy bar. Una vez tengáis medida la superficie, recordad que importa más la calidad que la cantidad. Es preferible que ofrezcáis cuatro cosas de forma atractiva que muchas amontonadas sin ningún orden.

3. Los colores: desde el primer momento en el que empezáis a organizar vuestra boda hay que intentar que todo siga una armonía cromática. Si no hay un color predominante en toda la celebración podéis elegir una gama determinada para la candy bar partiendo de la cual elegiréis qué vais a poner y dónde.

4. Variedad de dulces: podéis optar solo por chucherías o mezclar éstas con caramelos, pasteles y hasta tartas. Todo dependerá del momento del día y de lo copioso que resulte el banquete previo. Lo mejor es optar por productos individuales o que se repartan fácilmente para evitar aglomeraciones en torno a la mesa.

5. Cómo presentarlos: utilizad recipientes de cristal para caramelos, pinchar las gominolas más grandes en palillos y colocar sobre bandejas o fruteros de varios pisos las pastas o cupcakes. Así se verá todo de una primera pasada y resultará mucho más apetecible.

6. Los carteles: aunque no es imprescindible, podéis colocar banderines con el nombre de los dulces o una pequeña pizarra con alguna frase explicativa.

7. Atrezzo: además de los dulces, podéis añadir algún elemento no comestible a modo de decoración como flores, guirnaldas de papel, farolillos, velas, globos o pequeñas esculturas para adornar el espacio, siempre acorde con el estilo de la celebración.

8. El mantel: si podéis elegir, optad por la sencillez. Intentad que sea liso para evitar distracciones estéticas con los estampados. Lucirán mucho más todos los elementos.

9. Aprovechar el espacio: explotar al máximo los recursos de los que dispongáis. Por ejemplo, si no contáis con demasiada superficie en el salón o finca podéis colocar en la misma mesa los regalos que vayáis a repartir o utilizar la candy bar como mesa de firmas.

10. ¿Qué hacer con lo que sobra? Aunque lo más probable es que eso no ocurra, podéis colocar bolsas de papel en uno de los lados de la mesa para que la gente pueda llevarse los dulces a casa.